¿Qué es un crédito blando?

17.02.2022

Este término, se refiere a aquellos créditos en los cuales el prestamista ofrece al acreditado óptimas condiciones para acceder a un crédito y que, normalmente no se ofrecen en el mercado. 

Una característica muy importante en este tipo de créditos, es que no suelen ser concedidos por instituciones privadas sino por instituciones públicas, es decir, financiados por el gobierno. Este tipo de crédito busca un beneficio social en lugar de una rentabilidad.

¿Cuáles son las condiciones de los créditos blandos?

Las condiciones favorables que disfruta el prestatario suelen ser, principalmente, de dos tipos:

  1. Tipos de interés bajos: Los créditos blandos pueden generar unos intereses muy bajos, inferiores a los tipos de interés de mercado.
  2. Plazos de devolución amplios: Los plazos de devolución en los créditos blandos suelen ser superiores al del resto de créditos del mercado. De esta forma, el prestatario dispone de más tiempo para devolver el crédito, lo que se traduce en una ventaja para el prestatario.

Los créditos blandos pueden tener las dos condiciones anteriores o una de ellas. Incluso podrían tener otras ventajas, aunque las más habituales son las anteriores.

Las principales características de los créditos blandos son las siguientes:

  • La característica más importante son sus condiciones favorables, que suelen estar relacionadas con bajos tipos de interés o con plazos de devolución amplios.
  • El prestamista suele ser una entidad financiera de carácter público, ya que los créditos blandos no tienen como finalidad principal la obtención de rentabilidad. Por este motivo, las entidades financieras privadas no suelen ofrecer este tipo de créditos , aunque en ocasiones las entidades públicas incentivan a los bancos privados para la concesión de créditos blandos.
  • Normalmente, la concesión de estos créditos suele ir relacionado con un objetivo, normalmente de carácter social. Por eso se puede decir que los créditos blandos suelen ser subvenciones encubiertas.

En conclusión, se trata de un producto que tiene como principal finalidad un carácter social. Así algunos ejemplos pueden ser: créditos blandos para empresas (condicionadas a la realización de una serie de inversiones), créditos blandos para personas con ciertas dificultades económicas, etc. Por todo ello, los créditos blandos suelen proceder de fondos gubernamentales, concedidos de forma directa por entidades financieras públicas o de forma indirecta a través de entidades financieras privadas

 Por lo demás, los créditos blandos tienen las mismas características formales que el resto de créditos.

Si necesitas financiación, pincha a continuación y, encuentra los mejores préstamos:

Marta del team FinOra24

También te puede interesar:

 Finora24.com is an independent advertising service
 Finora24.com è un servizio di pubblicità indipendente
 Finora24.com es un servicio de publicidad indipendiente

Is not responsible for third party products, services, sites, recommendations, endorsements, reviews, etc. All products, logos, and company names are trademarks™ or registered® trademarks of their respective holders. Their use does not signify or suggest the endorsement, affiliation, or sponsorship, of or by Finora24 or them of us.

The owner of this website may be compensated in exchange for featured placement of certain sponsored products and services, or your clicking on links posted on this website. This compensation may impact how and where products appear on this site (including, for example, the order in which they appear).

Finora24
Powered by Eppol Ltd
MALTA


Privacy  Contact  About us

    

We support