¿Por qué me han denegado un préstamo?

12.05.2021

Una de las principales preguntas que nos hacemos cuando necesitamos financiación, es si nos la concederán. A pesar de que en los últimos meses ha vuelto a aumentar el crédito bancario, las condiciones de acceso de los bancos tradicionales no son aptas para todos los perfiles y, muchos solicitantes, ven como la entidad deniega su solicitud. Las siete razones por las que un banco suele no aprobar la deliberación de un préstamo son:

 
1. La falta de relación con la entidad financiera

No tener una relación previa con algunas entidades puede ser un problema. Por lo que siempre que necesitemos financiación, lo primera opción será preguntar en nuestra entidad, ya que, si somos buenos clientes, quizá nos hagan una buena oferta, para retenernos.

2. La edad

 Aunque no lo parezca, ser demasiado joven o superar cierta edad puede ser sinónimo de rechazo a la hora de solicitar financiación. Los bancos a veces evitan prestar dinero a los más jóvenes, ya que les consideran una categoría de riesgo por su falta de experiencia y la inestabilidad del mercado laboral; por otra parte, los mayores también lo tienen más difícil, ya que, con la jubilación, los ingresos se reducen, y además el probable aumento de problemas de salud suele echar para atrás a los bancos.

3. Inestabilidad laboral e ingresos esporádicos

Un contrato indefinido, un mínimo de tiempo en la misma empresa y unos ingresos acordes al préstamo que queremos solicitar serán para muchos bancos requisito indispensable. valorados positivamente por el banco.

4. Sin ahorros

Los bancos valoran la capacidad de ahorro de los prestatarios. Además de ser sinónimo, por lo general, de una buena planificación financiera y de que los gastos no superan los ingresos, tener ahorros nos permite disponer de un "cojín" para que, en caso de que nuestra situación cambie, poder hacer frente a las letras del préstamo.

5. Alto nivel de endeudamiento

Los expertos recomiendan no dedicar más del 35% de nuestros ingresos a satisfacer deudas. Los bancos pueden consultar la base de datos del CIRBE para saber qué préstamos tenemos vigentes y valorar así nuestro nivel de endeudamiento, rechazando tu solicitud si consideran que estas sobreendeudado.

6. Historial de impagos

La mayoría de los bancos tradicionales antes de aprobar una solicitud de financiación, revisará si nuestro nombre está en el registro de morosos Asnef. Si tu nombre aparece en este registro, la respuesta del banco será probablemente no, sin valorar ni siquiera la cuantía de la deuda.

En todo caso, existen muchas nuevas entidades financieras online, que ofrecen préstamos a pesar de estar inscrito en algún registro de malos pagadores.

7. Ausencia de garantías

La falta de avales o garantías pueden dificultar el acceso al crédito, pero no es una razón determinante para que nos digan que no. Dependerá del tipo de préstamo que queramos adquirir.  

Si estás buscando financiación, pincha a continuación y te ayudaremos a buscar la financiación que necesitas:

María del team de FinOra24