¿Ahorrar subrogando tu hipoteca, es posible?

08.06.2021

Cada vez hay más bancos que ofrecen a clientes de otras entidades la opción de subrogar la hipoteca con mejores condiciones.

Se trata de una operación que, bien utilizada, permite ahorrar una buena suma de dinero cada mes.

Durante los primeros años del préstamo, subrogar la hipoteca es siempre rentable, ya que es cuando más intereses se pagan.

Requisitos para cambiar la hipoteca de banco

Hay que cumplir una serie de requisitos para que la entidad financiera acepte asumir y mejorar nuestro préstamo hipotecario:

  • Buena situación laboral y financiera. Es importante tener con un buen sueldo, un trabajo estable y pocas deudas.
  • El capital pendiente no puede ser de más del 80% del valor de la vivienda. Si no es así, prácticamente ningún banco querrá nuestra hipoteca.
  • Haber pagado las cuotas durante al menos dos años. A pesar de no ser un requisito imprescindible, la mayor parte de los bancos nos lo exigirá Es el requisito que se suele exigir para demostrar que hemos sido capaces de afrontar nuestra hipoteca.

Beneficios de subrogar la hipoteca

  • Interés hipotecario. Mediante una subrogación de hipoteca podremos rebajar o cambiar el tipo de interés del préstamo hipotecario, como por ejemplo pasar de una hipoteca variable a otra a tipo fijo o modificar el índice hipotecario pasando de una hipoteca con IRPH a una hipoteca con euríbor.
  • Vinculación y comisiones. A través de la subrogación de hipoteca podremos deshacernos de muchas comisiones que limitan nuestra operatividad, como por ejemplo la amortización anticipada o la novación, o de productos vinculados innecesarios como un plan de pensiones o algunos seguros.
  • Cláusulas abusivas. Si nuestra hipoteca tiene alguna condición abusiva, como las cláusulas suelo, podemos utilizar el traslado para eliminarlas. Además, aunque efectuemos la subrogación de hipoteca, mantendremos el derecho de reclamar la devolución del suelo a la entidad anterior. Con esta operación también nos podemos deshacer de otras cláusulas o apartados que estén encareciendo abusivamente nuestra hipoteca, como el índice IRPH o unos intereses de demora demasiado elevados, por ejemplo.
  • El plazo de reembolso. Se puede modificar el plazo devolución de nuestro préstamo. 

Si estás buscando comprar una casa o subrogar una hipoteca, te ayudamos a encontrar las mejores hipotecas:

Miguel del team FinOra24

También te podría interesar: