¿Hipoteca fija o variable?, la eterna pregunta

19.04.2021

La pregunta más frecuente entre las familias que buscan financiación para la compra de una vivienda en España, es hipoteca fija o variable y, más ahora que los intereses de las hipotecas están muy bajos en todas sus modalidades.

Claves para decidir si hipoteca fija o variable

No hay una modalidad mejor que la otra, dependerá del perfil de cada persona y de su tolerancia al riesgo.

Hasta hace unos años, las hipotecas fijas, no eran una opción atractiva. Sin embargo, sus condiciones actuales son mucho mejores, lo que las ha convertido en una alternativa real a las hipotecas variables. Como el precio de estos productos ya no es tan diferente, la elección de una hipoteca a tipo fijo o variable es más compleja.

Ventajas hipotecas fijas

Pensadas para personas poco tolerantes al riesgo y para aquellos que pueden asumir una cuota más alta pero que no quieren que cambie. Sus principales ventajas:

  • Cuotas estables: con una hipoteca fija podremos hacer previsiones exactas de cuánto dedicaremos a las cuotas y controlar mejor nuestros gastos.
  • Más seguras: como siempre pagaremos lo mismo, las cuotas no serán más caras si el euríbor sube. Ahora mismo, este índice cotiza bajo cero, pero es imposible saber si seguirá así por mucho tiempo.
  • Condiciones cada vez más asequibles: actualmente podemos encontrar hipotecas fijas por debajo del 2% o incluso del 1,5% si optamos por plazos más cortos. Además, aunque el plazo medio suele ser de 25 años, muchos bancos lo alargan hasta los 30, por lo que conseguiremos cuotas más asumibles.

Ventajas hipotecas variable

  • A corto plazo son más económicas: estos productos tienen intereses más bajos actualmente, ya que el índice de referencia, el Euribor, esta en negativo. Además, algunos bancos ofrecen diferenciales muy bajos (por debajo del 1%) y plazos largos que hacen que la cuota mensual sea asequible. Esto hace que en muchas ciudades, sea más barato la cuota de una hipoteca que un alquiler.
  • Los plazos de amortización suelen ser más largos, normalmente de 30 años, pero es posible encontrarlas de hasta 40 años. Eso sí, cuanto más alarguemos el plazo, más baja la cuota, pero a la larga pagaremos más intereses.
  • Menos comisiones y en caso de tenerlas más baratas. Existen varios bancos que ofrecen esta clase de hipotecas sin ningún tipo de comisiones, especialmente los que operan exclusivamente online.

Si quieres descubrir cuál es la  hipoteca que mejor se adapta a tus necesidades, pulsa aquí:

Blanca del team FinOra24